jueves, 28 de julio de 2011

¿CÓMO TE PUEDO PEDIR PERDÓN SI LA CULPA SOLO EXISTE EN TU IMAGINACIÓN?

A simple vista, esta pregunta puede parecer muy sencilla de responder. Pero la realidad es bien distinta.
Existen momentos en los que herimos a nuestras amistades, familia y demás. Sea o no queriendo, en la mayoría de estas situaciones podemos resolverlas dialogando y expresando nuestro arrepentimiento sincero. Pero existen otras situaciones (que son precisamente de las que os quiero hablar) que escapan por completo a nuestro control y por lo consiguiente, la respuesta a la pregunta de arriba se convierte en casi… innombrable.

Las personas  tendemos a entrelazarnos con los demás creando telas de araña bien dispares; amistad, cariño, afecto, amor, compasión, confianza, odio, celos, y un largo etcétera que no voy a nombrar. Para mí, uno de los pilares fundamentales en una relación (ya sea de amistad, de pareja o entre familiares), es sin ninguna duda: la CONFIANZA. Esta es la base con la que más adelante podremos seguir construyendo un sinfín de sentimientos.

Pero existe una trampa a la que todos estamos predispuestos a caer (peor que las malas lenguas) y nuestro enemigo se mantiene al acecho dispuesto a destruir todas y cada una de las bases que, con tanto esfuerzo y durante tantos años, hemos conseguido levantar.
Y el enemigo es nuestra propia mente. Sí, en ella se esconden los celos, la ira, la frustración, el egoísmo…  y esos gusanos sedientos de mal corrompen nuestra alma hasta destruirnos por completo; viendo cosas donde no las hay, desconfiando de quién jamás nos dañaría y (en definitiva) haciéndonos creer en una falsa realidad.

Cuando andas por este camino ya es demasiado tarde. Pocas cosas se podrían hacer para enmendar ese “fallo imaginario”. ¿Sería como el famoso “efecto mariposa” y cada vez todo iría a peor? ¿O, quizá no? ¿Sería tan sencillo cómo reconocer que has visto fantasmas dónde no los había?

Ahora, por un instante ponte en situación, intenta imaginarte dentro de esta escena y respóndeme:

¿Cómo te puedo pedir perdón si la culpa solo existe en tu imaginación?

martes, 19 de julio de 2011

EL CELADOR DE OLOT (III): NO ES UN ASESINO EN SERIE

Los psiquiatras consideran que el celador de Olot no es un asesino en serie

El celador de Olot, Joan Vila, que ha confesado que mató a 11 ancianos en la residencia geriátrica de “La Caritat”, no es un asesino en serie. Tampoco un ángel de la muerte, que es como se conoce a los cuidadores que acaban con sus pacientes. "La motivación criminal, la negación o el desprecio no voluntario de los hechos, de su gravedad y de su trascendencia no permite asimilar directamente la conducta posiblemente delictiva a un perfil determinado (ángeles de la muerte) de homicida", sostiene el último informe psiquiátrico, elaborado por dos médicos forenses.
No se observan "motivaciones relacionadas con el poder, el control o la vitalidad, específicas de conductas seriales clásicas", añade el escrito. Vila asegura que acabó con los ancianos por "compasión" y para evitarles sufrimiento. Al menos en tres casos, usó productos cáusticos, lo que causó una muerte dolorosa a sus víctimas.
La exploración, remitida al juzgado el 29 de junio, indica que Vila sabe distinguir entre el bien y el mal. "Pero sin una capacidad atribucional correcta de estos valores hacia las acciones que desarrollaba", aseguran los expertos. "Por ello no tiene sentido de culpabilidad ni de arrepentimiento", sostienen.
Las pruebas demuestran una vez más (Vila fue sometido a otro informe psicológico) que el celador de Olot no sufre trastornos mentales. Le diagnostican como una persona "inmadura emocional" que "carece de empatía", "introvertida, obsesiva", con "pocas habilidades sociales e interpersonales". Asimismo, los psiquiatras alertan de un riesgo de suicidio "no despreciable", por lo que recomiendan medicación y control en prisión para Vila.

Fuente: ElPaís

domingo, 17 de julio de 2011

PROHIBICIONES EN LA COSTA BRAVA: ¿DÓNDE ESTÁ EL CULPABLE?

Hay veces en las que las autoridades nos avasallan con prohibiciones, obligaciones y demás órdenes. Algunas nos llegan por sorpresa, desconocemos el motivo que les lleva a tomar esas decisiones o, incluso, podemos no estar de acuerdo con tales sentencias.
Pero siempre existe un razón para todo.
Ayer estuve en una conocida playa de la Costa Brava al nordeste de España. Allí conviven en armonía complejos hoteleros, apartamentos turísticos, lugareños, fauna y flora. Pero esa armonía se ve perturbada con una comunidad en especial: los pescadores.
Cada día, cuando los bañistas comienzan a abandonar las playas y el sol sucumbe en el crepúsculo, los pescadores, profesionales y aficionados, invaden la costa dispuestos a realizar este peculiar arte.
Ahora, las autoridades locales pretenden aprobar una ley para la prohibición total de dicho arte en las costas de “la costa brava”, pero ¿por qué? ¿a quién puede estar molestando esta actividad? La respuesta la descubrí en primera persona.
Tras aposentarnos en la fina arena de la playa cerca de la orilla, mientras los críos de diferentes familias practicaban y ejercían de auténticos profesionales arquitectos construyendo castillos de arena, un hilo resplandeció entre ellos. Evidentemente no se trataba de ningún diamante, fue algo más turbador. Se trataba de un hilo de pesca con un gran y afilado anzuelo en su extremo. Nuestra reacción fue agónica. ¿Cómo podían abandonar precisamente eso en una playa y más sabiendo que siempre hay críos jugando en ellas? Y, ¿qué habría sucedido si a algún niño se le hubiese clavado?
Pensamos que se trataba de un despiste fortuito, a fin de cuentas: “a todos se nos puede pasar algo de vez en cuando”.
Al rato, unos chicos que estaban a nuestro lado, sacaron de la arena dos anzuelos más. No se trataba de ninguna casualidad, de ningún despiste.
Por la tarde estuve hablando del tema con un aficionado pescador. Le conté lo sucedido y su relato me perturbó aún más. No se trataba de un acontecimiento aislado, “es habitual encontrar desperdicios de toda clase en las playas”, dijo. “Anzuelos y restos de comida, latas y demás. Incluso teniendo papeleras cada ciertos metros, prefieren tirarlo todo por el suelo. Son unos CERDOS.”
Vi en sus palabras la indignación que el tema le provocaba, como suele suceder en otros ámbitos, las acciones de unos pocos son las que prevalecen en nuestra sociedad, haciendo que paguen justos por pecadores, que la irresponsabilidad y dejadez prevalezcan creando disputas.
Si la ley que barajan las autoridades locales sigue adelante, las playas quedarán libres de basura y anzuelos, pero nadie podrá disfrutar del arte de la pesca.
Pero… ¿realmente quedarán libres las playas de basura? También existen familias, parejas y demás bañistas que deciden dejar su huella, sucia e incívica, en la arena, ¿verdad?

miércoles, 13 de julio de 2011

NIKOSIA: THE GHOST OF TOMORROW

Nikosia, por si no lo conocéis, es un grupo musical que comenzó su andadura en un ático de Gracia (Barcelona) en setiembre de 2008.
Su primer disco fue: “the long journey of wolves” y ahora nos deleitan con un nuevo trabajo, más enérgico: “The ghost of tomorrow”. Además, the ghost of tomorrow, és la banda sonora de la novela "Retrum 2, la nieve negra de Francesc Miralles (de la cual os hablaré en otra ocasión). 
Se podría definir como un estilo pop folk intimista y alternativo. Pero como no quiero clasificarlos, sólo os diré que los encuentro geniales, rozando el delirio existencial y trazas místicas que te invitan a viajar más allá de lo comercial.

En fin...
Aquí tenéis dos muestras de las virtudes de Nikosia; Said & Gone de: "the long journey of wolves" y Mandy Moon de "the ghost of tomorrow".

...juzgad vosotros.


lunes, 11 de julio de 2011

MIL GRACIAS

Hay gente que desea ser millonario, vivir en una mansión o llevar una vida de lujo rodeado de servicios que sólo el dinero puede comprar.

En cierto modo, yo me siento así. No es que yo sienta esos deseos sino que me siento como si se me hubieran cumplido, y todo gracias a vosotros.
Cuando en el mes de febrero comencé la aventura de crear un blog (cosa que a muchos llevan años haciendo), jamás pensé que esta aventura me llevaría tan lejos. No es que haya estado viajando ni nada por el estilo, se trata de un viaje íntimo, a lo más hondo de mi ser. Lo creé pensando en tener un espacio donde poder reflejar mis inquietudes, pasiones y cualquier cosa que me pareciera de interés. Y como dice mucha gente: la realidad supera a la ficción. ¿Cómo? Pues muy sencillo. No pensé que a nadie pudiera interesar mis paranoias, pero todo fue muy diferente. Y por esto os quiero decir una cosa:
¡MIL GRACIAS!

Poco a poco la lista de visitantes ha ido creciendo y con ellos mis ganas de hablar con vosotros. He recibido visitas de mi país (España), y de muchos lugares maravillosos de nuestro planeta (Perú, Argentina, México, Estados Unidos…), algunos me seguís, otros entráis por curiosidad, algunos atraídos de rebote y otros me habéis hecho llegar muestras de cariño, afecto, ánimos y vuestra voluntad de que este proyecto crezca, y así será.

A todos: MIL VISITAS, MIL GRACIAS.


Un fuerte abrazo,
Joan.