jueves, 28 de febrero de 2013

FIN DEL MUNDO (X) By HELENA PONS

Una chica.
Otra visión apocalíptica.
Un nuevo fin.



Helena Pons

¿Quién es?
Helena Pons (Barcelona, 1985) es licenciada en Traducción e Interpretación de inglés y chino. Friki de la cabeza a los pies (de esas que se disfrazan para estrenos de películas), siempre ha tenido claro que su vida estaría dedicada a los libros. Ha trabajado en diversas editoriales y en la actualidad colabora con diversas empresas del mundo editorial.

Así comienza se relato: 
<< Riel tenía una trayectoria sin mácula como ángel de la Muerte.
Sentía tal desconexión hacia la Tierra que era el arma, el más eficiente de todos los ángeles de la Muerte. Además, era el seguidor más ferviente de las Leyes de la Muerte, el códice de seiscientas ochenta y cuatro reglas que regía su existencia. >>

Y ahora en Catalán:

Helena Pons

Qui és? 
Alena Pons (Barcelona, 1985) és llicenciada en Traducció en Interpretació d’anglès i xinés. Friki del cap als peus (de les que es disfressen per les estrenes de pel.lícules), sempre ha tingut ben clar que la seva vida estaria dedicada als llibres. Ha treballat per diferents editorials i actualment col·labora amb diverses empreses del mon editorial.

Així comença el seu relat: 
<<En Riel tenia una trajectòria sense màcula com a àngel de la Mort.

miércoles, 27 de febrero de 2013

RELATO FINALISTA - FIN DEL MUNDO (IX)


Pues sí soñadores.

Aquí tenéis el otro relato finalista del concurso "Yo sobreviví al fin del mundo", organizado por la Editorial Otros Mundos.
Un excelente y apocalíptico cuento de Esther Galán titulado: "Espectros".

Gracias Esther por esta historia.

Y a los demás...  ¡¡¡a disfrutarla!!!




Espectros
por Esther Galan

Finalista de concurso Yo Sobreviví al Fin del Mundo

Al principio todo era indiferencia e incredulidad. La gente parecía ignorar o no ver lo que estaba sucediendo, pero la sombra de lo que ocurría plagaba toda la ciudad. Al principio sólo eran unas cuantas desapariciones o suicidios, en menos de una semana los casos se triplicaron y llegaron noticias desde todas partes del mundo en el que había más casos como esos. Una chica en la biblioteca se esfumaba dejando una marca renegrida en el suelo, en el punto exacto donde la vieron por última vez. Un anciano se arroja por la ventana, cae en la acera y se mata. Pronto los rumores de que los cuerpos de los suicidas desaparecían en las morgues se extendió, hasta ser ya una verdad absoluta. Metían un cuerpo fiambre con la cabeza reventada en una de las celdas del congelador de la morgue y al rato ya no estaba, sólo quedaba esa marca oscura que formaba la silueta del difunto sobre la bandeja metálica en la que había estado el cadáver.

Otros rumores más escalofriantes y menos lógicos se sucedieron. Tales como que algunas personas se habían cruzado o habían visto de lejos a alguno de los desaparecidos o suicidas.  Los que afirmaban haber tenido un contacto más cercano a ellos contaban que ya no parecían personas, sino más bien espectros y que su sola presencia les llenaba de malestar y desasosiego. Los que narraban haberlos visto de lejos también coincidían en la terrible sensación interior que aquellos seres les provocaban. La diferencia entre unos y otros es que los primeros acababan desapareciendo también, dejando la huella negra en los últimos lugares en los que habían estado; y los que sólo los habían percibido en la lejanía no.
Crecieron el número de suicidas, y todos ellos tenían en común que habían visto de lejos a una de aquellas criaturas. El pánico se apoderó de la ciudad y poco a poco el lugar pasó de ser un sitio muy transitado, ruidoso, vivo a estar abandonado, silencioso y muerto. Los habitantes quedaron divididos entre seres que se paseaban “sin vida” y aquellos que luchábamos por instinto de supervivencia.
Recuerdo que mi propia compañera de piso había desaparecido, dejando una marca profunda y negra en el sofá, donde se sentaba siempre. Apenas dos días después, mientras introducía la llave en la cerradura de casa para entrar, percibí que había algo dentro, algo que me observaba a través de la mirilla. No alcé la cabeza. Saqué la llave de la cerradura, di media vuelta y con paso rápido salí del edificio. Supe que ella, Stacy, de una forma horrible aun seguía dentro del piso. Y también supe que quería atraparme. Quería mi alma.

De eso hace casi un mes.  No soporté estar en la ciudad mucho más tiempo, cada vez había menos personas vivas y más de aquellos espectros deseosos de tener un alma. Algo que devorar, tal vez energía vital para poder seguir en esta dimensión. Todavía no sé qué son con certeza. Ted, un conocido con el que me encontré cuando estaba intentando escapar de una de aquellas cosas, los llamó fantasmas. Me explicó que a él casi le atrapan en los lavabos de un centro comercial, ahora abandonado. Cómo una chica, apenas adolescente se acercó a él, su rostro desdibujado, casi traslúcido. Su mirada era oscura y penetrante y Ted no tuvo más remedio que escapar por una pequeña ventana que había en los servicios.
Ahora le miro y siento que hicimos lo mejor. Él conduce mientras nos alejamos de cualquier zona habitada. Llevamos el maletero lleno de provisiones y mantas para pasar las frías noches dentro del vehículo. Sigo sin creerme que lográramos salir con vida de aquella ciudad atestada de fantasmas.  Y lo mejor de todo es que no estoy sola, él me protege y vela por mi bienestar.

Ladeé la cabeza que tenía apoyada en el cabecero y le miré. Conducía de noche a una velocidad media con las luces largas dadas, atravesando la niebla espesa que se concentraba a los pies de la montaña. Cubriendo la carretera y rodeándonos a nosotros. 
—¿Crees que lo conseguiremos? —le pregunté en un susurro apenas audible.

martes, 26 de febrero de 2013

FIN DEL MUNDO (VIII) By GABRIEL GARCÍA DE ORO

Un día más.
Un autor nuevo.
Un relato para el fin del mundo.

¡¡Feliz Martes, Soñadores!!



Gabriel García de Oro

¿Quién es?
Nació en Barcelona un 12 de julio de 1976. Estudió filosofía y decidió trabajar en publicidad. Actualmente trabaja como creativo en OgilvyOne (marketing directo, relacional e interactivo). Y además escribe porque no puede dejar de hacerlo. Entre sus obras encontramos La noche que tuve a un monstruo encerrado en el armario, Escuela de superhéroes y Minotauro.

Así comienza su relato: 
<< Cáncer. Tres meses de vida, tal vez cuatro. Los especialistas coinciden tanto en el diagnóstico como en el pronóstico.
-Necesito seis meses.
Imparcial como quien pide metros de cuerda de montaña, en pocos días A. repite la misma frase en tres ocasiones, una por visita.
-¿Qué cambia eso, señor A.?
-¿Por qué seis y no diez?
-Eso no está en mi mano, lo siento.
Cada médico muestra a su manera la sorpresa ante una petición tan concreta, la compasión hacia un individuo condenado a muerte y la comparación con casos similares para volver a la sorpresa inicial ante una demanda tan concreta. Se trata de un proceso circular, intuitivo e involuntario ante una reacción tan fuera de lo común.
Y la curiosidad crece ante la insistencia de A.
                -No cambia nada, doctor. ¿Existe alguna posibilidad, por remota o experimental que sea, de conseguir ese tiempo extra?>>

Y ahora en catalán:

Gabriel García de Oro

Qui és?
Va néixer a Barcelona un 12 de juliol de 1976. Va estudiar filosofia i va decidir treballar en publicitat. Actualment treballa com a creatiu a OgilvyOne (màrketing directe, relacional e interactiu). I a més escriu perquè no pot deixar de fer-ho. Entre les seves obres trobem La noche que tuve a un monstruo encerrado en el armario, Escuela de superhéroes y Minotauro.

Així comença el seu relat: 
<< Càncer. Tres mesos de vida, potser quatre. Els especialistes coincideixen tant en el diagnòstic com en el pronòstic.
-         Necessito sis mesos.
Imparcial, com qui demana metres de corda de muntanya, en pocs dies A repeteix la mateixa frase en tres ocasions, una per visita.
-         I això que canviaria, senyor A?
-         Per què sis i no deu?
-         Això no està en les meves mans, ho sento.
Cada metge mostra a la seva manera la sorpresa davant d’una petició tant concreta: la compassió cap a un individu condemnat a mort i la comparació amb casos similars per tornar a la sorpresa inicial per la sol·licitud; es tracta d’un procés circular, intuïtiu i involuntari davant d’una reacció tant poc habitual.>>


lunes, 25 de febrero de 2013

EL MEJOR LUGAR DEL MUNDO ES AQUÍ MISMO - Francesc Miralles y Care Santos



El mejor lugar del mundo es aquí mismo
Portada Española

Título: El mejor lugar del mundo es aquí mismo.
Autor: Francesc Miralles y Care Santos.
Editorial: Urano.
Páginas: 160
Precio: 15 €
ISBN: 9788479536886



SINOPSIS

Iris tiene 36 años y está destrozada desde la muerte de sus padres en un accidente. Y ese es sólo uno de sus pesares: hace tiempo que su vida se ha convertido en un desierto donde no crece ninguna flor para la esperanza.
Una tarde fría y gris en la que no puede dejar de llorar, sumida en su tristeza, empieza a dar vueltas sin rumbo por el barrio para evitar volver a casa.
Justo cuando piensa en cometer una locura, descubre un pequeño café en el que nunca antes se había fijado. Su extraño nombre, El mejor lugar del mundo es aquí mismo le intriga tanto que decide entrar a curiosear.


MI OPINIÓN

El millor lloc del món és aquí mateix
Portada Catalana
Hay libros que al leerlos te atrapan y no te permiten dejarlos. También hay autores que son, simplemente, GENIALES  (en mayúsculas).
Con éste libro me tuve que obligar a digerirlo. No penséis que es alguna cosa complicada y difícil.
Más bien todo lo contrario.
Su lectura es sencilla, directa y muy amena. Con un dialogo fluido y común, sin grandes complicaciones léxicas.
Como nos tiene acostumbrados Francesc, sus historias son mucho más que una sucesión de acontecimientos y El Mejor lugar del mundo es aquí mismo, no es para menos.
En este libro, Francesc Miralles (Oblivion, La Dieta Espiritual...), aúna fuerzas con la genialidad de Care Santos (Esta noche no hay luna llena), nos da una excelente lección de vida. A modo de mesas en un bar nos enseña el significado de una vida plena, sencilla y feliz.

Y donde hay vida, también existe la muerte.
La muerte de lo que nos frena, nos entristece…

En fin, amigos. La sinopsis la corté para no desvelar mucho de la historia y mi opinión también la dejo un poco en el aire. Sabéis que no me gustan los Spoilers.

Y es que El mejor lugar del mundo es aquí mismo, se debe leer con la mente abierta, sin la predisposición de nada.
Solamente pensad que le sacaréis mucho más jugo que a una historia corriente.

El mejor lugar del mundo es aquí mismo, es muy especial.
Remueve la conciencia, los sentimientos salen afuera y las emociones te invaden.

Una lectura excelente.


PREPARANDO EL FIN DEL MUNDO (VII)

Buenos días queridos soñadores.

Hoy comenzamos la semana descubriendo a otro de los autores que participan en la antología "20 Relatos del fin del mundo", de la editorial Otros Mundos.

Él no necesita presentación.

Es muy grande.

Sí.

Y lo admiro mogollón.

¡Llega Francesc Miralles!

Y aquí lo tienes con su apocalípsis particular...


Francesc Miralles

¿Quién es?

Hijo de una modista y de un administrativo ilustrado, nació en Barcelona el 27 de agosto de 1968. Periodista, escritor, editor y músico, ha publicado en sellos de autoayuda, juvenil y adulto, y su grupo Nikosia acaba de lanzar su tercer disco al mercado. Entre sus títulos podemos encontrar Amor en minúscula, Retrum, La profecía 2013 y Ojalá estuvieras aquí.

Así comienza su relato:


<<Tengo la sana costumbre de rechazar toda hospitalidad que implique dormir en casa ajena, así como viajar al antojo de otro conductor que no sea yo. Cuando me invitan a alguna parte, me gusta ir por mis propios medios y tomar una habitación de hotel –por lejos que esté− para salvaguardar mi independencia.

                Por experiencia, sé que el huésped se convierte en esclavo de su anfitrión y tiene que bailar al son que éste le marque. Yo prefiero rascarme el bolsillo y ser amo de mi voluntad.
Según el principio de Pániker, «toda persona entrevistada acaba reducida a los límites mentales de su entrevistador». Haciendo un símil, yo afirmo que el huésped acaba reducido a los límites espacio-temporales de su anfitrión. Es decir que una vez uno ha aceptado la hospitalidad, la iniciativa queda en manos del otro, que organiza tu espacio y tu tiempo según sus caprichos.
                Pero nadie es profeta en su tierra, ni rey de sí mismo los 365 días del año. Un solo momento de debilidad puede socavar hasta el propósito más firme.
Eso explica que la primavera del 2013, traicionando mi costumbre, aceptara la invitación de Ted Hickling para pasar un fin de semana en su casa de campo.>>



Y ahora en Catalán:



Francesc Miralles

Qui és?

Fill d’una modista i d’un administratiu il.lustrat, va néixer a Barcelona el 27 d’agost de 1968. Periodista, escriptor, editor i músic, ha publicat en segells d’autoajuda, juvenil i adult, i el seu grup Nikosia acaba de donar a llum el seu tercer disc. Entre els seus títols trobem Amor en minúscula, Retrum, La profecía 2013 i Tan de bo fosis aquí.

Així comença el seu relat:


<< Tinc el sa costum de rebutjar tota hospitalitat que impliqui dormir a casa aliena, així com viatjar al gust d'un altre conductor que no sigui jo. Quan em conviden a algun lloc, m'agrada anar-hi pels meus propis mitjans i allotjar-me en una habitació d'hotel –per lluny que es trobi– per salvaguardar així la meva independència.
Per experiència, sé que l'hoste es converteix en l’esclau del seu amfitrió i ha de ballar al ritme que aquest li marca. Jo prefereixo apoquinar i ser l’amo de la meva voluntat.
Segons el principi de Pániker, «tota persona entrevistada acaba reduïda als límits mentals del seu entrevistador». Fent-ne un símil, jo afirmo que l'hoste acaba reduït als límits espai-temporals del seu amfitrió. És a dir, una vegada s’ha acceptat l'hospitalitat, la iniciativa queda en mans de l'altre, que organitza el teu espai i el teu temps segons els seus capricis.
Però ningú no és profeta a la seva terra, ni rei de si mateix els 365 dies de l'any. Un sol moment de debilitat pot minar fins i tot el propòsit més ferm.
Això explica que la primavera de l’any 2013, traint el meu costum, acceptés la invitació d’en Ted Hickling per passar un cap de setmana a la seva casa de camp.>>




Entrada destacada

Todo lo que no puedes ver, ya a la venta.

Muy buenas, Soñadores. Tras un periodo de inactividad en el blog me encanta poder contaros el motivo. Y no es otro que el lanzamiento de &...