viernes, 11 de noviembre de 2011

EL DIABLO SUSURRA EN GIRONA


Ayer jueves en la ciudad de Girona (España), un hombre decapitó, presuntamente, a su hija de tan solo 18 meses. Mientras, en una estancia contigua, la otra hija de 6 años miraba la televisión.
Según el padre, un Diablo entró en el piso familiar y le ordenó acabar con la vida de la pequeña. Y acto seguido le incitó a repetir la operación con la hija mayor.
La crudeza de este hecho es lamentable y exageradamente intolerable, pero vísceras aparte, me llama la atención varios puntos:
Tras degollar a la pequeña Melani, el propio padre llamó a los servicios de emergencia. La madre y la hermana, que en todo momento estuvieron en el piso durante los hechos, se han trasladado a Barcelona a casa de los abuelos.
Sea como sea, este no es el primer ( ni por desgracia el último), caso de violencia gratuita. Es lamentable que sucesos así sean noticia y, más aún, que pierdan la vida hijos a manos de sus padres.

¿No se supone que los padres aman a sus hijos incondicionalmente?

1 comentario:

Tus comentarios son muy importantes para mi.
Gracias por participar
;)

Entrada destacada

Todo lo que no puedes ver, ya a la venta.

Muy buenas, Soñadores. Tras un periodo de inactividad en el blog me encanta poder contaros el motivo. Y no es otro que el lanzamiento de &...