viernes, 8 de marzo de 2013

FIN DEL MUNDO (XVIII) by Marcelo E. Mazzanti


Un día menos para el apocalipsis.
Un nuevo autor.
Un nuevo destructor o un creador.
Según se mire, claro.

Disfrutad del texto. Lo merece.

Y feliz viernes; hoy día de la mujer trabajadora.



Marcelo E. Mazzanti


¿Quién es? 
Barcelona, 1966. Es un mamífero bípedo. Tras media vida como creativo publicitario, haciendo de negro y de editor paralelo para otros escritores, consiguió entrar en la editorial la Galera, donde ejerció primero como redactor (aunque no redactaba) y después como editor de mesa (aunque todavía ninguna mesa le ha pedido que la edite).

Así comienza su relato:
<<Diez segundos antes del fin del mundo, Marta Vázquez, psicóloga, intentaba apartar de su mente la idea de un tentador plato de olivas rellenas y escuchar lo que le contaba su paciente, el joven Javier Bellido, con fama de problemático; cuanto más se
proponía Marta prestar atención a los problemas de Javier con su madre, menos lo conseguía. El que supiese que la madre de Javier se llamaba Olivia no ayudaba. Y fue una lástima, porque las últimas palabras de Javier, sin saberlo, fueron las más inteligentes que había pronunciado en su vida:
⎯    Si no sé cómo es ser normal, ¿cómo voy a saber si yo soy raro?>>

Y ahora en catalán:


Marcelo E. Mazzanti

Qui és?
Barcelona, 1966. És un mamífer bípede. Després de mitja vida com creatiu publicitari, fent de negre i d'editor paral.lel per a altres escriptors, va aconseguir entrar a l'editorial la Galera, on va exercir primer com a redactor (encara que no redactava) i després com a editor de taula (tot i que encara cap taula li ha demanat que l'editi).

Així comença el seu relat:
<< Deu segons abans de la fi del món, Marta Vázquez psicòloga, provava d’allunyar de la seva ment la idea d’un temptador plat d’olives negres farcides, i escoltar el que li explicava el seu pacient, el jove Javier Bellido, que tenia fama de problemàtic. Com més es proposava parar atenció als problemes del noi amb la seva mare, menys ho aconseguia. El fet que sabés que la mare d’en Javier es deia Olivia no l’ajudava. I va ser una llàstima, perquè les últimes paraules d’ell, sense saber-ho, van ser les més intel·ligents que havia pronunciat en tota la seva vida:
—Si no sé com és ser normal, com he de saber si sóc estrany?>>


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy importantes para mi.
Gracias por participar
;)

Entrada destacada

Todo lo que no puedes ver, ya a la venta.

Muy buenas, Soñadores. Tras un periodo de inactividad en el blog me encanta poder contaros el motivo. Y no es otro que el lanzamiento de &...